Alcalá Turismo | Promoción Turística de Alcalá | Plaza de los Irlandeses 1, local 2 | Tfno 91 882 13 54

Promoción Turística de Alcalá
Usted está aquí: Home » Visitas grupos » Promoción Turística de Alcalá

El catálogo de la magnífica exposición recoge todas las fotografías de Alcalá de Henares, tomadas entre 1865 y 1976, que muestran el devenir cotidiano y social de la ciudad.


Imágenes de instituciones privadas, como ABC y EFE, y fotógrafos como Adolfo Dalda, Alfonso, Zegrí, Goñi, Cortés, Díaz Casariego, Terol o Denise Mignot están presentes en la exposición.125 fotografías que nos transmiten una visión de Alcalá de Henares donde el elemento humano es el protagonista.

El catálogo se puede adquirir en la
Tienda de Promoción Turística de Alcalá. 

Una guía por el Centro Histórico de Alcalá de Henares que permite conocer las colonias de cigüeñas y cómo desarrollan su día a día en su propio hábitat. Este encuentro del patrimonio histórico y natural nos hará disfrutar de importantes edificios históricos de la ciudad que albergan nidificaciones de estas curiosas vecinas complutenses. 

La guía transcurre entre la plaza de Cervantes y la de los Santos Niños y consta de siete paradas en las que se explica el entorno monumental y las costumbres de las cigüeñas.

Duración aproximada: 2 horas. Se recomienda llevar prismáticos. 

Consigue la guía en este enlace: Ruta de las Cigüeñas

 




Un itinerario que propone un encuentro con este magnífico espacio natural, a la vez que descubrimos los restos de la etapa musulmana en Alcalá de Henares. El Parque de los Cerros, con una importante diversidad de flora y fauna y un paisaje geomorfológico muy interesante, es un magnífico espacio para realizar rutas a pie o en bicicleta y disfrutar de la naturaleza.

La gastronomía tradicional castellana se mantiene viva en muchos de los platos que se pueden degustar en los restaurantes de Alcalá de Henares. Una herencia que hunde su raíces en la cocina popular del Siglo de Oro y que tiene en el Quijote una magnífica referencia. Sabores y esencias castellanas y alcarreñas se mezclan con sabrosas especialidades reposteras, dotando a nuestra ciudad de un gran patrimonio gastronómico.

En el archivo adjunto podremos encontrar diferentes recetas de guisos y dulces que nos acercarán a la época y a las sensaciones de la España de los siglos XVI y XVII.   

Biblia Políglota Complutense. V Centenario (1515-2014)

"Aunque hasta el presente he llevado a cabo muchas empresas duras y difíciles por la nación, nada es más de mi agrado, por lo que debáis felicitarme con más efusión, que por esta edición de la Biblia". 

¿Quiénes trabajaron en la obra?

En 1502, el cardenal Cisneros comenzó en Alcalá de Henares los trabajos preparatorios para promover una obra magnífica y única hasta entonces, la primera Biblia Políglota de la historia, un gran monumento desde el punto de vista teológico y filológico que agrupa el ideario del saber humanista del Renacimiento. 

Para el Cisneros esta biblia era absolutamente necesaria para conseguir los objetivos de reforma que se había propuesto con la fundación de la Universidad de Alcalá. Lo primero, fue buscar los textos sagrados originales y, para conseguirlo, compró o pidió prestados códices latinos, caldeos, hebreos y griegos. 

Ya con los textos originales necesarios, se rodeó de los mejores filólogos y teólogos de la época, muchos de los cuales llegarían a ser profesores en Alcalá. De entre aquel magnífico grupo, destacaron los siguientes: 

En el trabajo de los textos hebreos: 

  • Alfonso de Zamora.
  • Pablo Coronel.
  • Alfonso de Alcalá

En el trabajo de los textos griegos: 

  • Demetrio Ducas.
  • Hernán Núñez de Guzmán.
  • Diego López de Zúñiga.
  • Juan de Vergara.

En el trabajo de los textos latinos:

  • Primero, Antonio de Nebrija, pero abandonó el proyecto en 1505. Se reincorporó hacia 1514. 
  • En cuanto a la edición de la Vulgata del Nuevo Testamento, se sospecha que fue desarrollada por el equipo de helenistas (Diego López de Zúñiga, Demetrio Ducas y Hernán Núñez).

¿Cómo se estructura la obra?

La obra se dividió en seis volúmenes. En todos ellos, la portada es a dos tintas y aparece el escudo de armas renacentista del cardenal Cisneros.

Los cuatro primeros volúmenes.

Corresponden al Antiguo Testamento y se hallan impresos en hebreo, latín de la Vulgata y griego (versión de los Setenta) con traducción latina interlineal.

El Pentateuco incluye el Targum arameo de Onqelos, con su traducción latina.

El volumen V.

Corresponde al Nuevo Testamento, con el texto en griego y latín de la Vulgata.

Se incluye, en setenta y cinco páginas, un diccionario griego-latino.

El volumen VI. 

Es un volumen absolútamente práctico: un vocabulario hebreo-caldeo, con una explicación latina de cada término, un índice de nombres propios latinos, incluyendo la correspondencia en hebreo o griego, y una sencilla y breve gramática hebrea.

 ¿Quién la imprimió?


El impresor Arnaldo Guillén de Brocar fue esencial para conseguir el éxito del gran proyecto cisneriano. En 1510 el Cardenal contactó con Brocar, que por aquel entonces se encontraba trabajando en Logroño, y le puso al frente en Alcalá de la edición de la Políglota. El resultado fue una maravillosa obra donde se aprecia el arte y la gran habilidad del impresor. La perfecta maquetación de unos tipos sencillos, bellos y limpios, la magnífica estampación, la ejemplar tipografía y la riqueza de la tinta negra son características de una de las obras impresas más bellas del siglo XVI.

El primer volumen en editarse fue el V, en enero de 1514, al que siguió el VI. Aunque en julio de 1517 se terminó de publicar, la historia quiso que a partir de entonces surgieran diferentes problemas y acontecimientos que dificultaron que saliera a la venta. Uno de esos acontecimientos fue la muerte de Cisneros a finales de 1517.

Por fin en 1520 se recibe la aprobación de la Políglota Complutense, firmada por el papa León X. Inmediatamente comenzó la venta de los 600 ejemplares publicados (además, se publicaron 6 en vitela).

La obra contiene la primera publicación impresa del texto griego de los Setenta y del Targum Onquelos (traducción al arameo del Antiguo Testamento hebreo). Se considera que el Nuevo Testamento fue el primero impreso (en 1514), pero no el primero publicado (por los problemas antes citados) por adelantarse Erasmo con su edición de 1516.

En todo caso, esta gran obra del humanismo renacentista europeo está considerada la primera Biblio políglota completa, sirviendo de modelo y de manual para posteriores ediciones, como la también famosa Biblia Regia, a cargo del antiguo alumno de Alcalá Benito Arias Montano e impresa en Amberes por Plantino entre 1569 y 1573. 

En Alcalá de Henares se conservan dos ediciones originales completas. Una pertenece al ayuntamiento de la ciudad (se encuentra expuesta en la sala de Junta de Gobierno) y la otra a la Universidad de Alcalá (en el Museo Cisneriano, Palacio Laredo).